Womek, mujeres emprendedoras del Gran Chaco

Mujeres rurales impulsan la producción regional en una ronda de negocios 

En el marco del proyecto “Womek, emprendedoras del Gran Chaco”, liderado por ONU Mujeres junto a Fundación Gran Chaco y financiado por Google.org, se llevó a cabo en la ciudad de Formosa una ronda de negocios de mujeres indígenas y campesinas de las provincias de Chaco, Formosa y Salta.

El encuentro se centró en fortalecer las cadenas productivas de la región a través de una plataforma para el desarrollo económico sostenible. Referentes clave de la economía  nacional, internacional y regional se reunieron con lideresas de 15 asociaciones para compartir los avances en el desarrollo de las cadenas productivas de turismo, artesanía, ganadería mayor y menor, apicultura, harina de algarroba, agrofloresta, costura y panadería.

Durante la jornada destacó la participación activa de las mujeres en la innovación tecnológica y social. Las organizaciones de mujeres presentaron herramientas digitales destinadas a impulsar la producción y comercialización de las asociaciones, demostrando un enfoque integral en el desarrollo de emprendimientos sostenibles.

Uno de los aspectos resaltados fue cómo las aplicaciones de mensajería instantánea y la bancarización facilitaron el impulso de los negocios en la comunidad. “Tener una red social o página web y aumentar la visibilidad es clave para potenciar lo que venimos haciendo», expresó la secretaria de la Cooperativa de Mujeres Artesanas del Gran Chaco (COMAR), Jessica Sossa, destacando la utilidad de las herramientas digitales en el fortalecimiento de las iniciativas locales.

Al mismo tiempo, durante el evento se destacó al turismo local como un elemento transversal del ecosistema productivo regional. “De esa diversidad de actividades productivas surge la sostenibilidad y el desarrollo económico», explicó Fabiana Menna, presidenta de Fundación Gran Chaco sobre la importancia del turismo como motor de desarrollo en la región.

«Las prioridades de Naciones Unidas y la cooperación internacional en el bioma del Gran Chaco son el desarrollo sostenible con perspectiva de género y la integración regional. Womek aborda esos ejes, poniendo el foco en las cadenas productivas lideradas por mujeres en el territorio y fortaleciendo la asociatividad entre ellas», afirmó Dalia Virgilí Pino, coordinadora del proyecto en ONU Mujeres Argentina.

Potenciar las producciones regionales

Al encuentro asistieron varias entidades bancarias de la región. Uno de los aspectos claves para éstas es la posibilidad de contribuir a escalar los negocios y la importancia del liderazgo femenino en los proyectos de desarrollo sostenible. 

“El banco tiene un proyecto de paisajes sostenibles. El hecho de que los proyectos sean liderados por mujeres aumenta significativamente sus posibilidades de ser seleccionados», explicó Irene Wasilevsky, economista agrícola del Banco Mundial.

Valeria Morales, responsable del voluntariado corporativo del Banco de Formosa, destacó la implementación de cajeros automáticos que funcionan con energía solar y reafirmó su compromiso con el empoderamiento de las mujeres como un factor clave para el desarrollo comunitario. A su vez, presentó el programa de compras inclusivas y los planes para avanzar en el uso de la billetera digital.

Por su parte, Aldanna Francesconi, ejecutiva de negocios de Banco Patagonia en la ciudad de Formosa, reconoció el impacto positivo de las iniciativas y sugirió focalizarse en productos de mayor rotación. Asimismo, propuso estrategias de publicidad, destacó herramientas como «Wapa» para pagos personalizados y ofreció apoyo con créditos de baja tasa de interés para realizar inversiones a nivel empresarial.

Cristina Salomon, directora de Turismo de la ciudad de Formosa, felicitó a las mujeres por su progreso y empoderamiento. A su vez, destacó la venta de productos en la oficina de turismo y enfatizó la importancia de este sector para mejorar colectivamente la calidad de vida local.

En tanto, Carolina Díaz, cofundadora de Calificadas, valoró el trabajo y la fuerza de los proyectos liderados por mujeres y alentó a utilizar la comunicación para visibilizar el valor de sus logros.

El evento permitió mostrar la potencialidad de las cadenas productivas en el Gran Chaco y posicionar el emprendedurismo y la sostenibilidad como factores fundamentales para el desarrollo regional.