Microsoft y NANUM Mujeres Conectadas - Fundación Gran Chaco

129 comunidades del Gran Chaco ya cuentan con Internet gracias a Nanum

En el corazón de Sudamérica se extiende el Gran Chaco Americano, la segunda mayor zona boscosa continua de América Latina después de la Amazonía. Esta vasta región, que abarca territorios de Argentina, Bolivia y Paraguay, es hogar de nueve millones de personas, muchas de las cuales han permanecido aisladas y sin acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Hasta ahora.

Un proyecto innovador llamado NANUM Mujeres Conectadas está transformando la vida de más de 107 mil personas en comunidades remotas del Gran Chaco. Se trata de una estrategia trinacional de desarrollo social, tecnológico y económico impulsada por los tres países de la región, con el objetivo de facilitar el acceso a internet y empoderar a las mujeres locales.

Tras su inicio en mayo de 2020, esta iniciativa ha logrado que 129 comunidades del Gran Chaco accedan a internet a través de 46 centros de conectividad administrados por organizaciones de mujeres indígenas, criollas y campesinas de la región. Un hito sin precedentes en una zona donde, hasta hace poco, el simple hecho de encender una computadora o conectarse a la red era algo inimaginable.

«NANUM parte del reconocimiento del acceso a la conectividad como un derecho humano fundamental y habilitador de otros derechos», explica Florencia Lacoppetti, Coordinadora General del proyecto. «Las mujeres prestan el servicio de conectividad a sus comunidades, y una vez que se consolidan en ese rol, también ofrecen un paquete de soluciones relacionadas a los principales desafíos que enfrentan», agrega.

La conexión a internet ha permitido visibilizar las principales líneas productivas locales, muchas de ellas lideradas por mujeres emprendedoras. Jéssica Sossa, presidenta de la Asociación de Mujeres Artesanas Laqatalayoqten en Campo del Cielo, Formosa, Argentina, cuenta que gracias a NANUM pudieron acceder por primera vez a computadoras y promocionar sus artesanías a través de redes sociales.

Microsoft y NANUM Mujeres Conectadas - Fundación Gran Chaco

«Nunca habíamos estado frente a una computadora, pero gracias a este proyecto pudimos hacerlo», dice Sossa con entusiasmo. «Ahora podemos mostrar nuestros productos al mundo entero y recibir pedidos de manera sencilla. Es un cambio enorme para nosotras».

Más de 500 mujeres han sido capacitadas en administración y gestión de empresas, alfabetización digital y acceso a la información, convirtiéndose en facilitadoras para la adopción de tecnologías en sus comunidades. Reyna Cuellar, del Grupo de Mujeres Productoras Taiguati en Villa Montes, Bolivia, destaca que el proyecto beneficia a más de 300 personas que ahora pueden visibilizar sus huertos, tejidos y productos locales.

«Antes teníamos que viajar largas distancias solo para vender nuestros productos en los mercados cercanos», cuenta Cuellar. «Ahora, gracias a internet, podemos llegar a clientes de todo el mundo sin movernos de nuestro pueblo. Es un cambio que nos permitirá mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestras familias».

Según Silvina Sampastu, técnica responsable del área de la Fundación Gran Chaco, la implementación de cada centro NANUM consta de cinco etapas: diagnóstico, accesibilidad, alfabetización digital, apropiación estratégica y sustentabilidad. Un proceso meticuloso que garantiza no solo el acceso a la conectividad, sino también la capacitación y el empoderamiento de las mujeres líderes de cada comunidad.

Microsoft y NANUM Mujeres Conectadas - Fundación Gran Chaco

«Nuestro objetivo es brindar herramientas y conocimientos para que estas mujeres puedan desarrollar sus propios negocios y proyectos de manera sostenible», explica Sampastu. «No se trata solo de conectarlas a internet, sino de acompañarlas en el camino hacia su independencia económica y el progreso de sus comunidades».

Esta iniciativa cofinanciada por el Laboratorio de Innovación del Grupo BID – BID Lab y ejecutada por Fundación Avina en coordinación con Fundación Gran Chaco en Argentina, Fundación Nativa en Bolivia, y Grupo Sunú y Sombra de Árbol en Paraguay, está transformando realidades que hasta hace poco parecían impensables en las comunidades rurales y aisladas del Gran Chaco.

A medida que más centros NANUM se establecen en la región, el impacto se multiplica. Comunidades enteras están accediendo a un mundo de oportunidades digitales, educativas y comerciales, mientras que las mujeres locales se empoderan como líderes y agentes de cambio en sus propios territorios.

Microsoft y NANUM Mujeres Conectadas - Fundación Gran Chaco

En un mundo cada vez más conectado, NANUM Mujeres Conectadas demuestra que la inclusión digital y el empoderamiento femenino son claves para el desarrollo sostenible y la reducción de brechas en las zonas más remotas y desfavorecidas. Una revolución silenciosa, pero poderosa, que está transformando el Gran Chaco desde sus raíces.