Ganaderia sostenible en Gran Chaco

Ganadería sostenible para preservar al Gran Chaco Americano

Se tejen redes desde el sector productivo chaqueño para fortalecer estrategias comunes de buenas prácticas que mejoren la productividad ganadera sin afectar al ambiente.

Fundación Gran Chaco participó del “Encuentro por la sostenibilidad del Gran Chaco Americano” realizado en Villa Montes, Bolivia, que se centró en conocer estrategias, exponer experiencias y generar propuestas entre el sector público y privado para el desarrollo de una ganadería que no ponga en riesgo la sostenibilidad ambiental de los territorios y sus comunidades.

La jornada fue organizada por el Gobierno Regional de Villa Montes, Nativa en coordinación con Redes Chaco, CIPCA, Fundación Gran Chaco, Fundación Simón L. Patiño, Veterinarios Sin Frontera, Universidad Juna Misael Saracho Villa Montes, El Futuro está en el Monte y la Red Eclesial del Chaco. Además, participaron ganaderos de Chuquisaca, Santa Cruz y productores del chaco tarijeño.

Durante el evento se planteó el abordaje de 4 ejes temáticos: productividad y los desafíos de la producción y el mercado; cambio climático y estrategia para la resiliencia; los límites productivos como generación de acciones complementarias que reduzcan la vulnerabilidad del sector; y políticas para la sostenibilidad del sistema ganadero-chaqueño.

Agustín Noriega, director de la Fundación Gran Chaco, señaló que el compromiso de los habitantes del Gran Chaco Americano para los siguientes años es disminuir los índices de pobreza aumentando la producción sin descuidar el ecosistema.

“Cuando uno mira los estudios que hay, lo que hemos avanzado, es posible plantearse duplicar el PBI ganadero (Producto Bruto Interno), creo que tiene que ser un objetivo de todas las organizaciones. Hay un compromiso con la humanidad por el cambio climático, debemos aumentar la retención de carbono, pensemos cómo duplicar esta tarea”, expuso.

Noriega mencionó que el compromiso también está con el monte, que es un componente de la producción, y que el hecho de conservar no supone mantener “los bichitos”, sino producir mejor.

“Creo que tenemos que hacernos cargo de esto, decir cuánto va a ser nuestro aporte hacia el futuro con esas cosas y reflejar ese ánimo patriótico y aprovechar los avances, los investigadores, los nuevos conocimientos que hay, porque cuando uno miraba la ganadería hace unos 25 años, la mayor parte de las cosas que se saben hoy, no se sabían antes”, indicó.

Voces sobre ganadería y ambiente

La ejecutiva del Gobierno Regional de Villa Montes, Karen Sánchez, señaló que el trabajo que se está iniciando permitirá entender la situación actual de la producción que existe en el chaco tarijeño y la relación que tiene con las regiones que son parte de Argentina y Paraguay.

“Con los objetivos claros de consolidar una ganadería sostenible, y, asimismo, tener una incidencia en la conservación del medio ambiente, es decir, la sostenibilidad del ecosistema chaqueño. (…) se van a hacer mesas técnicas de trabajo, se van a diseñar estrategias para la resiliencia del ecosistema, posteriormente también se hará mesas técnicas de normativas legales vigentes que tenemos en nuestro país y vamos a ver también las otras que hay en Argentina y Paraguay”, expuso.

El director ejecutivo de Veterinarios Sin Frontera, Telmo Robalino, señaló que se intenta proteger al ecosistema y a su vez reforzar las capacidades del territorio para brindar mejores condiciones de vida para las poblaciones indígenas, criollas y también para quienes llegan desde afuera.

Robalino consideró que esta es la oportunidad de ver al Chaco no como un territorio frágil, sino como una región llena de oportunidades que permitan consolidar y mejorar los ingresos de las familias que están en este territorio.

Iván Arnold, integrante de la fundación Nativa Bolivia, expresó  que Gran Chaco es uno de los ecosistemas más frágiles, pero al mismo tiempo el segundo sistema boscoso de mayor importancia, luego de la Amazonía, teniendo como principal actividad económica la ganadería. “No queremos que se pierda la ganadería, pero tampoco que con la productividad de la ganadería ponga en riesgo la sostenibilidad ambiental del Gran Chaco Americano”, analizó, poniendo de relevancia la convivencia entre la actividad ganadera y el cuidado ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *