Comunidades indígenas se unieron en una red que trabaja en proyectos concretos para recuperar la biodiversidad