De Chaco a Roma: el tejido que nació en el impenetrable y llegó a la alta costura italiana