Los tejidos de chaguar llegan a las pasarelas de Roma