«Soy una de las 100 tejedoras colectivas del chaguar»