Salta se fortalece con la incorporación de una red de conectividad Nanum

En el marco del Día Internacional de las Telecomunicaciones, la provincia de Salta se une al ecosistema de innovación Nanum con la instalación de una nueva red de conectividad.

Nanum es nuestra plataforma  para promover la conectividad con sentido a través de alianzas estratégicas entre organizaciones de base, sociedad civil, gobiernos y empresas. Su enfoque incluye la llegada de Internet a comunidades aisladas, equipamientos digitales y formación intercultural y de género.

En el mes de abril, en las localidades de Juan Coronel Solá – Estación Morillo y Los Blancos, departamento Rivadavia Banda Norte, Salta, se finalizó la instalación de esta red de conectividad. La iniciativa contó con la participación de organizaciones de productoras y comunidades indígenas, así como con la colaboración de Fundación Avina, Alimentaris, Tepeyac, Fundación Pronorte, ACDI, el Gobierno municipal y empresas como Sol Rural y Cargill. Esta acción responde a una estrategia de conectividad de Redes Chaco para todo el Gran Chaco Americano.

Fabiana Menna, presidenta de la Fundación Gran Chaco, explicó que se instalaron 5 nodos de conectividad que permiten a poblaciones aisladas conectarse a distancias considerables. La red conecta localidades desde Los Blancos hasta Los Baldes, creando una red que se extiende por todo el territorio.

Un aspecto destacado es el impacto de esta red de conectividad en diferentes áreas. Irma Saravia, referenta indígena del Centro Los Ranchitos, enfatizó que esta red de triple impacto no solo brinda acceso a la conectividad, sino que también contribuye a la adaptación al cambio climático y fortalece la lucha contra la violencia de género al difundir alertas tempranas.

La red de conectividad tiene un alcance significativo, con una distancia aproximadamente 10-15 km de punto a punto, con un ancho de banda de 100/150 MBps. Se prevee ampliar esta cobertura en el futuro para beneficiar a unas 6.000 familias.

La implementación de esta infraestructura fue posible gracias a un convenio entre la Fundación Gran Chaco y la Fundación Cargill, en una estrategia multisectorial que involucra a gobiernos locales, sociedad civil y la empresa privada.

Julian Ferrer, líder de Responsabilidad Corporativa Latam Sur de Cargill, destacó la colaboración y el interés genuino de las organizaciones locales en el desarrollo de los centros de conectividad.

Esta red beneficia a cinco organizaciones criollas y comunidades indígenas, promoviendo acceso a la tierra, condiciones de vida mejoradas y desarrollo económico. Además, se espera que facilite la comunicación entre estas organizaciones y asociaciones, abriendo nuevos mercados y fortaleciendo el acceso a derechos.

Una muestra del impacto más amplio de la red de conectividad es la presentación de la «Red de Facilitadoras Jurídicas Territoriales Bilingües«. Esta iniciativa busca mejorar la calidad y accesibilidad de los servicios de justicia para las mujeres en situación de violencia basada en género, sus familiares y comunidades, desde una perspectiva intercultural.

La conectividad, a través de iniciativas como esta, está transformando la realidad de las poblaciones más vulneradas, acortando brechas de desigualdad y proporcionando acceso a conocimiento, mercado y oportunidades esenciales para el desarrollo.