Red de facilitadoras territoriales jurídicas bilingües Salta

Violencia de Género: Acciones clave desde las comunidades del chaco salteño

En el marco de la Iniciativa Spotlight y junto al Gobierno de Salta, desde Fundación Gran Chaco se llevan adelante una diversidad de acciones para erradicar la violencia de género en el territorio.

La conformación de una Red de Facilitadoras Territoriales Bilingües en los municipios salteños de Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur y Santa Victoria Este, el codiseño del circuito de derivación con perspectiva intercultural y la apertura de Mesas de género en cada una de las localidades son acciones clave que Fundación Gran Chaco impulsa para erradicar la violencia de género en las comunidades rurales de la región. En el marco de la Iniciativa Spotlight, junto al Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) y el Gobierno de Salta, la organización lleva adelante diferentes procesos que permitieron identificar propuestas para la problemática territorial. 

En el año 2020 se realizó un primer diagnóstico de accesibilidad a la justicia en centros urbanos y poblaciones rurales del departamento de Rivadavia Banda Norte que mostró la naturalización de la violencia en la atención a víctimas, la desigualdad de condiciones y oportunidades de mujeres de diferente pertenencia cultural y el desconocimiento de las poblaciones rurales sobre el marco jurídico en cuanto a derechos y procedimientos de atención y asistencia judicial a mujeres en situación de violencia. Sobre esta base, se elaboró una propuesta de abordaje de la violencia de género en un contexto multicultural y rural que, entre sus ejes prioritarios mencionaba la formación de los efectores públicos y el fortalecimiento del liderazgo y formación de las mujeres rurales indígenas y campesinas, en cuanto actor clave para el diseño de políticas públicas más efectivas y eficaces.

En esta línea se diseñaron programas de formación tanto para personal público de salud, educación, policía, juzgado, etc. así como para mujeres y varones de las comunidades.

Finalmente, en el año 2023 se pudo avanzar con la estrategia de mejora del acceso a la justicia con perspectiva intercultural, conformando la primera red de mujeres indígenas con formación jurídica para el acompañamiento integral en materia de acceso a la justicia a mujeres en situación de violencia. Centrándose en el trabajo con las lideresas indígenas para desnaturalizar la violencia, el reconocimiento de las rutas críticas, las formas de vinculación con las instituciones y el desarrollo de una propuesta de un circuito de derivación que incorpore el funcionamiento de una Red de Facilitadoras Territoriales Jurídicas Bilingües, contempló los siguientes pasos: 

1 – Actualización del primer diagnóstico realizado durante el 2020, incorporando los nuevos mecanismos y funcionamientos de las instituciones clave de los municipios de Santa Victoria Este y Rivadavia Banda Norte, y sumando al mapa de análisis el municipio de Rivadavia Banda Sur que no estuvo contemplado en la Fase 1 de la IS.  

2 – Conformación y capacitación a la Red de facilitadoras territoriales jurídicas bilingües. Se llevaron adelante 50 talleres de capacitación en modalidad presencial a las 160 mujeres que conforman la Red de facilitadoras territoriales jurídicas en los municipios de Rivadavia Banda Sur, Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur y Santa Victoria Este, con el objetivo de fortalecer sus capacidades para acompañar situaciones de violencia basadas en género. A partir de allí, se pudo profundizar con ellas sobre cuál debía ser el rol de la facilitadora territorial jurídica bilingüe, el funcionamiento ideal de la red y su capacidad de articulación dentro de los territorios.  Finalmente, a quienes cumplieron con el 75% de asistencia, se les otorgó un certificado con el aval de la Secretaría de Justicia de Salta, durante un acto de reconocimiento frente a autoridades.

3- Capacitación a efectoras/es públicos/as. Se desarrollaron 4 jornadas de capacitación en modalidad híbrida (presencial y virtual) a efectores/as públicos de las áreas de salud, justicia y seguridad de los municipios seleccionados, a fin de mejorar el circuito de asistencia y erradicar las situaciones de vulneración de derechos y violencia institucional alcanzando a 50 profesionales de los 3 municipios y de Salta Capital. 

4 – Circuito de derivación. A partir de la actualización del diagnóstico, las capacitaciones virtuales y presenciales con efectores/as y mujeres de la Red de facilitadoras territoriales jurídicas bilingües, se logró consensuar una propuesta superadora a los nudos problemáticos que emergen dentro de la ruta crítica y que incorpore el funcionamiento de la Red dentro del circuito. Esta propuesta tiene un importante arraigo intercultural, respetando las características de las personas destinatarias del mecanismo, su diversidad, vulnerabilidad y posibilidades objetivas de acceso a la justicia. Se contempla la heterogeneidad de actores dentro de los municipios, incorporando nuevos y fortaleciendo las articulaciones con los ya existentes. La innovación social en este punto está dada por el fortalecimiento de los espacios asociativos de mujeres y su incidencia dentro de las instituciones tradicionales, generando nuevos canales de diálogo y participación. Otro aspecto de relevancia en la accesibilidad a servicios y derechos contemplado por el circuito propuesto consiste en  promover la mejora de la conectividad para las comunidades para la efectivización de la digitalización del proceso de denuncia. 

5 – Mesas  de Género. Como una de las propuestas superadoras a los nudos críticos identificados dentro del circuito de derivación surge la apertura de mesas de gestión multi actorales en los tres municipios. Hoy estos espacios se encuentran liderados por las mujeres que integran la red y tienen el objetivo de articular acciones de diferentes sectores (policía, hospital, centros de salud, programas provinciales y nacionales y educación) tendientes a prevenir y erradicar la violencia de género desde las comunidades. 

Hoy las facilitadoras que integran esta red forman un nexo entre las comunidades y el Estado, participando de manera protagónica en los circuitos de derivación local, los cuales fueron co-creados con efectores/as públicos/as. De esta forma, se logra fortalecer el acceso de las mujeres a la justicia con una perspectiva intercultural en Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur y Santa Victoria Este, Salta. Una iniciativa que considera las vulnerabilidades y dificultades que enfrentan las mujeres indígenas y rurales en situación de violencia de género, y su capacidad de gestión y acción liderando procesos locales  que generen  respuestas desde y hacia el territorio.